Saltar al contenido (pulsar Return)

Usted está aquí: Inicio / COVID19 y eventos / Carlos Moreno Clemente / Ocio y eventos, la ‘nueva normalidad’ empieza a implantarse en Asia.

Ocio y eventos, la ‘nueva normalidad’ empieza a implantarse en Asia.

 

Seguramente, todavía es pronto para hablar de inicio de la recuperación, pero es cierto que en Asia se empiezan a ver los primeros rayos de luz que pueden mostrar lo que será la ‘nueva normalidad’ en ocio y eventos.

Probablemente por ser donde se desencadenó la pandemia del Covid-19 y como consecuencia del rígido control sobre la población, en China ya podemos ver cómo el ocio vuelve a coger forma.

 

No alt text provided for this image

 

Por ejemplo, el Shanghai Haichang Ocean Park, parque oceanográfico, ha vuelto a abrir sus puertas al público, permitiendo el acceso gratuito para aquellos trabajadores vinculados al sector sanitario durante todo 2020. En la misma línea, algunos parques temáticos del grupo Fantawild, repartidos en diferentes regiones chinas, están reabriendo con estricto control de los visitantes y limitando su capacidad de ocupación a la mitad de lo habitual. Todos los visitantes deben comprar sus entradas por adelantado y se exige el uso de mascarillas en el interior del parque, además de controles de temperatura.

El entretenimiento cultural también está retomando su actividad como es el caso del Shangai Museum que permite el acceso a los visitantes, limitando su aforo, y con un tiempo máximo de permanencia a dos horas, además de toma de temperaturas al entrar al edificio.

El gobierno chino utiliza la tecnología para conocer, a través del big data, el impacto del virus y los ciudadanos deben disponer de una app en sus teléfonos que, mediante el cruce de datos, otorga un color a cada persona. Si el sistema asigna el color verde, esta persona puede realizar desplazamientos y acceder a espacios públicos, mientras que en caso de ser amarillo debe mantenerse en cuarentena o si es rojo no debe salir de su casa. En muchos recintos, se escanea la información de la app al acceder para permitir el acceso y también para que quede registrado en caso de posteriores casos detectados. Sin duda, será de aplicación para poder acceder a la mayoría de espacios destinados al turismo, al ocio y a los eventos.

 

No alt text provided for this image

 

Por su parte, el parque de atracciones Janfunsun Fancy World en Taiwán acoge de nuevo a visitantes, incorporando nuevas medidas que probablemente veamos incorporadas en breve en el resto del mundo: control de temperatura al entrar (prohibiendo el acceso a las personas que superen los 37,5°C), haciendo hincapié en el mantenimiento de la distancia social (1 metro en exteriores y 2 metros en interiores) o desplazando algunos espectáculos que se celebraban a cubierto hacia espacios exteriores. Por supuesto, todo ello acompañado de la ubicación de geles sanitarios en el parque, protocolos revisados de higienización y el cierre de la instalación un día a la semana para realizar tareas de desinfección. El 30 de abril de 2020, se inauguró el Huan International Auto Show con medidas de seguridad adicionales y controles de acceso en los que, además de comprobar el estado de salud, se verificaban los datos personales proporcionados para detectar cualquier posible riesgo asociado al coronavirus.

En Corea del Sur, el Museo Nacional de Arte Moderno y Contemporáneo de Seúl ha vuelto a abrir sus puertas, en condiciones similares a las del Shangai Museum: definiendo el aforo para garantizar el distanciamiento social, asignando franjas horarias y limitando el tiempo de la visita.

 

No alt text provided for this image

 

En el caso de Singapur, el gobierno ya permite eventos culturales, deportivos y de entretenimiento que congreguen a un máximo de 250 asistentes. Para ello, los organizadores deben implementar medidas de prevención para garantizar la separación de, al menos, un metro entre los participantes. De la misma forma, la normativa aplicable señala la necesidad de mejorar la ventilación de los espacios, poner en práctica medidas de control de temperatura y salud e incluso medidas que faciliten el seguimiento de los asistentes a través de sus datos por si se detectara, a posteriori, algún posible rebrote.

A pesar de estas señales positivas de recuperación, el virus no ha desaparecido y, en consecuencia, las autoridades no bajan la guardia. Precisamente eso es lo que ha ocurrido en Japón donde parques temáticos como Legoland habían reabierto, pero tras detectarse un repunte de los infectados en el país, las autoridades han vuelto a aplicar restricciones.

 

No alt text provided for this image

 

Es probable que lo visto hasta ahora en Asia acabe por convertirse, en mayor o menor medida, en parte de la ‘nueva normalidad’ global en el marco del turismo, especialmente en los sectores del ocio y los eventos. Por el momento, los esfuerzos ahora siguen dirigidos a erradicar el virus para ingresar a esta nueva fase lo antes posible. Una vez más, la importancia de la seguridad será una de las claves para el regreso del turismo, el ocio y los eventos.

Carlos Moreno Clemente
Publicado el 3 de mayo de 2020
Contactocmorenoclemente@gmail.com